Voces para la eternidad


En agradecimiento a los actores de doblaje

Actualmente, gracias a los subtítulos y el doblaje en cine y televisión, podemos ver programas, documentales, series y películas en el idioma que hablamos aunque éstos hayan sido creados originalmente en otra lengua.

Los subtítulos permiten leer de forma visual en la pantalla los diálogos del actor, presentador, etc. que está hablando al mismo tiempo que son verbalizados, en el mismo idioma u otro idioma diferente a la lengua. Aunque para una persona con discapacidad auditiva ésto le puede ser muy útil, para una persona con discapacidad visual no lo es. Por eso, si no hablamos la lengua original de la grabación audiovisual, no podemos seguir fácilmente los diálogos. La solución nos la ofrece el doblaje.

El doblaje en cine y televisión es el proceso por el cual se sustituye la voz de un actor por otra voz, generalmente en otro idioma, de tal forma que puedan entenderse los diálogos si no se conoce la lengua original de la grabación audiovisual.

Podría decir que el doblaje empezó a interesarme cuando perdí la vista, puesto que obviamente debía prestarle toda mi atención a los sonidos (voces, efectos, música,…) y no a la imagen. Sin embargo, debo de decir que no es así. Ciertamente, como cualquier persona con visión, prestaba atención a las imágenes, e incluso llegué a ver alguna película subtitulada. Pero a pesar de que era capaz de ver claramente la imagen (siempre y cuando estuviera cerca de la pantalla), no me era tan sencillo seguir la velocidad de los subtítulos, ya no sé si por la edad y la velocidad lectora o por mi propia patología y limitación visual de aquel entonces. Supongo que por ello, siempre me han gustado las voces que caracterizaban a cada actor o actriz, o a cada personaje animado, y a la música que acompaña cualquier imagen. Me considero, desde bien pequeñita, una persona amante de las bandas sonoras.

No hace tantos años que, además de guiarme por las voces que definían cada personaje, empecé a darme cuenta que al escucharlas era capaz de dibujar en mi mente la expresión facial que configuraba cada rostro en ese instante. Ésto me parece algo muy interesante y especial, ya que en el doblaje sucede a la inversa. El actor o actriz de doblaje analiza la expresión facial del actor o actriz a la que prestan su voz y en base a esa lectura debe moldear su voz con las emociones precisas para que no exista diferencia entre actor y actor de doblaje, sino que sigan siendo una misma persona aunque en diferentes idiomas. Y no es sólo que deban hacerlo así, es que lo consiguen de tal forma que son capaces de transmitir la expresión facial del actor a través de su voz a la perfección, haciendo que el doblaje al español, en mi opinión, sea fantástico.

Tal es mi interés, que hace un tiempo empecé a ilusionarme con la posibilidad de poder visitar un estudio de grabación y poder presenciar en vivo y en directo el arte del doblaje. Y lo conseguí.

En la página web de eldoblaje.com espacio donde puedes conocer a los actores y actrices de doblaje en español y sus trabajos, así como conocer los diferentes estudios de doblaje de España, entre otros, encontré la información de Tecnison. No busqué este estudio por casualidad, sino porque en él se habían grabado varias películas que me gustan mucho, como Harry Potter. Puestos a elegir…

Lo siguiente era conseguir contactar con ellos. Algo sencillo gracias a Google. Varios correos en los que explicábamos el motivo de nuestro interés y… ¡sí! ¡Conseguimos una cita para visitar el estudio! No sabíamos cómo sería ni por cuánto tiempo, sólo que debíamos presentarnos allí a la hora acordada, que visitaríamos las instalaciones y que trataríamos de entrar en algún proceso de doblaje (ni siquiera sonaba a que fuera seguro).

Una mañana de finales de mayo un taxi nos acercó al estudio de Tecnison, en mi querida Madrid. Aprovechando nuestras vacaciones, habíamos hecho una pequeña escapada a la capital española con el fin de vivir ciertas experiencias que habíamos reservado (y de las que hablaré en otras publicaciones), visitar a algunos amigos y recordar tiempos pasados de mi época universitaria. Aquel día el tiempo no acompañaba mucho, nublado, fresco y un olor a humedad que presagiaba lluvia en las horas siguientes. Pero no importaba. Allí estábamos, por fin.

Al entrar nos identificamos en recepción y explicamos el motivo de nuestra visita. Mientras avisaban al que sería nuestro guía (el encargado de recursos humanos), nos sentamos a esperar en unos sillones realmente cómodos que había en el vestíbulo a continuación del mostrador. Lo primero que nos llamó la atención fue que por megafonía iban llamando a los actores y actrices de doblaje y comunicándoles la sala y el piso a la que debían acudir.

En pocos minutos llegó nuestro guía y tras las presentaciones pertinentes, empezamos la visita. ¡Qué emoción!

En primer lugar entramos en una sala de grabación donde Marta realizaba la audiodescripción de películas y series para Netflix. En ese momento concreto se encontraba realizando la audiodescripción de El Ministerio del Tiempo. No tuvo que explicarnos demasiado, ya que nosotros conocemos perfectamente en qué consiste. Pero sí aprovechamos para darle las gracias y explicarle que es muy útil para nosotros.

A continuación nuestro guía nos planteó la posibilidad de entrar en una sala de grabación donde estuvieran realizando algún doblaje, pero nos comentó que dependía de la opinión del director de doblaje, porque según el trabajo que estuvieran realizando, o el actor que se encontrara doblando, necesitaban menos distracciones. De esta manera empezamos a recorrer un pasillo con puertas que conducían a diferentes salas de grabación. Nuestro guía se detuvo en varias para preguntar. Algunas vacías, otras a las que directamente no nos dejaron entrar… Así fue como nos plantamos justo en la puerta de la sala donde Santiago Segura se encontraba prestando su voz para algún programa de TV (si no recuerdo mal, en aquella época había un programa en TVE donde él hablaba en off). Pero no nos permitieron acceder a su sala.

Justo en ese momento otra directora de doblaje pasaba por allí camino a la sala donde en pocos minutos comenzarían a grabar, y tras escuchar a nuestro guía cómo nos comentaba que no podíamos pasar a la sala donde estaba Santiago Segura, nos ofreció la posibilidad de entrar a la suya, ya que a ella no le importaba, y seguro que al actor de doblaje tampoco. Nos pareció genial y tras darle las gracias, la seguimos.

Se trataba de Raquel Martín, y en su sala se estaba doblando la serie El Ilusionista cuyo título original es Deception. Al entrar advertimos que el técnico de sonido estaba sentado frente a un ordenador en una estancia pequeña previa a la sala de grabación como tal. Como imaginaréis, la sala estaba insonorizada. Tras saludar y presentarnos, pasamos a la sala de grabación y nos acomodamos en dos sillas junto a la mesa de la directora de doblaje. En el centro, un atril colocado frente a la pantalla donde se visualiza la entrega audiovisual a doblar, y junto a éste, de pie, el actor de doblaje: Borja Fernández Sedano. ¡Qué momentazo!

Tras las presentaciones y la explicación del motivo de nuestra visita y el interés por el doblaje, guardamos silencio y continuaron con su trabajo, el cual había comenzado unas horas antes. Decir, simplemente, que fue genial. Borja leía varias veces en voz alta la frase que debía decir y Raquel le corregía o le daba su opinión sobre alguna entonación o cómo hacer alguna pausa. A continuación, al gesto de ambos, el técnico, desde la cabina de sonido de la sala, reproducía la parte del vídeo a doblar sin sonido y Borja probaba a ponerle voz a su personaje intentando cuadrar correctamente las frases. Y finalmente, después de varias repeticiones, se grababa, se reproducía, y se volvía a grabar si era necesario. Incluso nos preguntaron a nosotros qué nos había parecido alguna frase.

Después de una media hora nos despedimos guiados por nuestro acompañante con el fin de buscar otra sala de grabación donde se estuviera realizando otro tipo de doblaje (una película, un tráiler,…), otros actores y actrices, otras voces y otros estilos de doblaje, ya que al final cada uno ofrece su interpretación. Varios pisos más abajo encontramos una sala donde estaban realizando una corrección de una película que se había grabado con anterioridad, y al terminar todo el proceso, cuando se había reproducido el producto final, no había gustado cómo habían quedado ciertas frases, así que habían vuelto a llamar al actor de doblaje correspondiente para volver a grabar esa parte. Se trataba de una película sobre el Papa (lo cierto es que no recuerdo el título) y el actor que realizaba las correcciones era Luis Más, conocido también por su participación en Modern Family o en Harry Potter como tío Bernon. ¡Menuda voz! Como director de doblaje conocimos a Jose María. Los dos fueron muy agradables con nosotros, y aunque en medio de una grabación se percibía un ruido de fondo, que acabamos adivinando que fue la silla de uno de nosotros al sentarnos bien, le quitaron importancia y nos explicaron que sucede en ocasiones. ¡Qué apuro!

Lo cierto es que la corrección tardó poco en resolverse, así que cuando terminaron nos despedimos de ellos y continuamos el recorrido.

Nuestra siguiente parada fue en una sala en la que, el mismo autor que había creado una metodología para aprender inglés y la había plasmado en un libro, la estaba grabando en voz para publicar su obra en formato audiolibro. Sin embargo, al estar más acostumbrados a este tipo de formatos no nos quedamos mucho tiempo.

Seguidamente entramos en otra sala donde iba a iniciarse la grabación del tráiler de la película Mortal Engines Creo que esta parte fue la que más me gustó. Danai Querol se situó en el atril frente a la pantalla, como había hecho Borja en la primera sala, y tras repasar sus frases con una lectura rápida empezó a ensayarlas con la imagen. A los pocos minutos, cuando ya creyó que le saldrían bien cuadradas con el movimiento de los labios de la actriz Hera Ilmar, comenzaron a grabar. Pero lo que me pareció sorprendente es la facilidad que tienen para adecuarse a la situación en cada momento. Nos explicaron que en la siguiente imagen Hester, el personaje a la que Danai ponía voz, recibía o tenía que dar una puñalada (no recuerdo bien), por lo que Danai tenía que reproducir ese sonido. Y en un momento lo tenía, sin apenas dificultad. Fue muy interesante y divertido.

Cuando Danai terminó su parte se marchó y en su lugar entró a la sala de grabación Ana Ángeles García, que también pone voz, por ejemplo, a tía Petunia en Harry Potter. Vimos como grababa alguna frase pero no puedo contaros más porque nuestro acompañante nos invitó a seguir con la visita.

Os dejo aquí el tráiler de Mortal Engines por si queréis verlo.

Y llegamos ya a la última parada de la visita. Cuando los actores de doblaje, junto con el técnico de sala y las indicaciones del director, graban sus frases, la grabación pasa a manos de otro técnico, el cual se encarga de ajustar el sonido con los efectos necesarios, la profundidad correcta, la dirección adecuada, etc. Por ejemplo, no es lo mismo una voz por la calle, que escuchada a través de un teléfono, de una radio, en una catedral enorme… Y esto es lo que nos explicaron en la última sala a la que entramos, la cual tenía una pantalla de cine con sus correspondientes butacas para poder comprobar el resultado de los ajustes de sonido de forma real, y también poder mostrarles a los compradores de la adaptación el producto finalizado como se vería en cualquier pantalla de cine. El técnico nos mostró algunos efectos y algunas adaptaciones antes y después de haber realizado los ajustes para que viéramos la diferencia. También nos comentó que había estado ajustando la audiodescripción de algunos capítulos de El Ministerio del Tiempo y nos pidió nuestra opinión. Todo ello por medio de la pantalla de cine mientras descansábamos en las butacas.

Lo cierto es que disfruté muchísimo con todas las explicaciones. El trato que recibimos por parte de los técnicos, los directores de sala y los actores de doblaje con los que pudimos hablar fue muy grato y poder ver el proceso de doblaje en directo una experiencia muy interesante.

Como veis el doblaje es un proceso importante para las personas que no pueden seguir las producciones audiovisuales en versión original. Además, se requiere de muchas horas para ponerle voz a toda una película, y no digamos ya una serie. Seguro que en ocasiones es cansado para los actores y actrices de doblaje al no encontrar la mejor forma de verbalizar una frase con la entonación, las pausas, el volumen adecuado… enseguida y tener que repetir y repetir hasta conseguir un resultado óptimo. Por ello creo que no debemos menospreciar el trabajo que realizan.

Y desde este pequeño espacio en Internet, muchísimas gracias a todos los actores y actrices de doblaje. Vuestras voces siempre permanecerán en la eternidad.


Una respuesta a “Voces para la eternidad”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: